Telescopios astronómicos ¿cómo elegirlos?

Dentro de la sección de telescopios astronómicos, podemos encontrar una amplia gama de instrumentos para todo tipo de observaciones, tanto visuales como para astrofotografía. Dependiendo de nuestras necesidades, podremos elegir desde sencillos telescopios de iniciación hasta los más completos observatorios astronómicos, así como todo tipo de accesorios para telescopios.

Si lo que queremos es empezar a conocer este interesante mundo de la astronomía, buscando en la sección de telescopios astronómicos de iniciación podemos encontrar los aparatos ideales. Las gamas de telescopios astronómicos de iniciación, nos ofrecen modelos de muchos tipos, desde sencillos telescopios manuales a telescopios ya más avanzados, con sistemas de búsqueda automática incluida.

 

Diferencias y características de los telescopios astronómicos

 

Cuando queremos comprar un telescopio astronómico y no tenemos ninguna experiencia, nos surgen muchas dudas, ya que la oferta de estos aparatos es muy extensa y puede que nos resulte complicado. En esta página, intentaremos dar una pequeña explicación de qué podemos elegir y cómo son estos los telescopios astronómicos. Primero, podemos ver una explicación de la composición normal de un telescopio, sus partes y sistemas ópticos que podemos encontrar.

 

Sistemas ópticos

 

Básicamente podemos encontrar dos sistemas ópticos, los telescopios de reflexión o reflectores, que funcionan a partir de la reflexión de la luz en espejos, y los telescopios refractores o de lentes, que funcionan a partir de la refracción de la luz al cruzar un cristal. También hay sistemas combinados llamados catadióptricos.

 

 

Este telescopio que podemos ver en la imagen es un refractor, un telescopio de lentes. Su funcionamiento se basa en el efecto de refracción, o el efecto del desvío de los rayos de luz cuando cruzan un cristal. Aprovechando este efecto, la lente desvía la luz de la imagen que la cruza y nos genera una imagen con más resolución en el plano focal. Sobre este plano focal, ponemos un ocular que nos permitirá ver la imagen que nos da el telescopio. Este es el esquema de funcionamiento de un telescopio refractor:

 

 

En los sistemas reflectores, se usa la reflexión de la luz sobre un espejo para provocar el mismo efecto que con los telescopios refractores. Los reflectores más básicos y populares son los tipo Newton. Una de sus características es su precio moderado, ya que podemos encontrar este tipo de telescopios astronómicos en muchos diámetros y precios.

 

Los telescopios astronómicos catadióptricos son la combinación de los dos sistemas anteriores. Este tipo de tubos ópticos se caracterizan por su tamaño compacto y transportable. Existen muchas versiones dependiendo de su configuración óptica, como los diseños Schmidt Cassegrain, Dall Kirkham, Ritchey Chretien o de otros tipos.

 

Montura ecuatorial Alemana

Otra parte importante de los telescopios astronómicos, es el soporte articulado que denominaremos montura. Estos accesorios para telescopios permiten dirigir el telescopio hacia cualquier punto del cielo de una manera suave, ya que al usar bastantes aumentos en el telescopio astronómico, deberemos tener una cierta precisión en el movimiento de éste. Es importante que la montura permita aguantar bien el tubo del telescopio para tener las mejores prestaciones en el momento que miremos a través de él.

 

Y una opción sencilla y económica también puede ser un telescopio con montura tipo Dobson, sobretodo para observaciones visuales donde queremos sacar el máximo partido a la observación visual. Los telescopios astronómicos con montura tipo Dobson son muy indicados para observaciones de cielo profundo a bajos aumentos. Estas monturas de madera, son muy sencillas y podemos encontrar  telescopios astronómicos de diámetros grandes por unos precios mejores que en aparatos con montura y trípode.  

 

Y por último, otra de los accesorios fundamentales para los telescopios de los que se compone un telescopio, es el trípode, que sujeta la montura. También tenemos que tener en cuenta que el trípode sujetará todo el equipo, con lo que tiene que ser suficientemente robusto para tener un equipo estable. Los trípodes pueden ser de metal, tanto de aluminio como de acero, o de madera. Otra opción, para instalaciones de telescopios astronómicos fijos, es la columna. Las columnas son metálicas, y se suelen usar en instalaciones en observatorios, aunque también podemos encontrar columnas que se pueden trasladar.

 

En cuanto a la elección del telescopio, debemos tener en cuenta varios factores. Si nos queremos iniciar y no tenemos demasiada experiencia, lo ideal es empezar con telescopios astronómicos sencillos para probar cómo funcionan y qué se ve con un telescopio astronómico. El sistema óptico no suele ser muy crítico en este tipo de aparatos, pero si queremos tener un telescopio astronómico transportable, el tamaño puede ser un factor a tener en cuenta. Los telescopios astronómicos que nos ofrecen un tamaño más reducido, son los catadióptricos.

 

 

Si elegimos un telescopio de espejos, por ejemplo, tipo Newton, tendremos una mayor abertura, que determinará la cantidad de luz que entrará en el telescopio. Esto nos ofrecerá imágenes más luminosas, ya que la abertura es significativa en este aspecto. Por el contrario, estos telescopios astronómicos están más sujetos a desalineaciones, con lo que tendremos que tener en cuenta que son más delicados en su transporte y mantenimiento. Podríamos decir que los telescopios astronómicos de espejos son más cuantitativos.

 

 

Por otro lado, los telescopios astronómicos de lentes o refractores, no tendrán tanta abertura pero ofrecerán unas imágenes con más contraste, y a su vez, son telescopios astronómicos con menos mantenimiento. Quizás más indicados para su uso en observaciones de objetos más luminosos, como pueden ser los planetas o la luna. En este caso, podemos decir que son telescopios astronómicos más cualitativos que cuantitativos.

 

 

En cuanto a las monturas, ya sea incluydas en el equipo o como accesorios para telescopios,  podemos elegir entre monturas con movimiento manual, o monturas con motores y sistemas de búsqueda automática. Las más sencillos, son las manuales, y son muy indicadas para lograr conocer el cielo y la posición de los objetos con nuestros telescopios astronómicos. Si queremos sistemas más avanzados, podemos elegir entre una amplia gama de monturas ya computerizadas, con la llamada función GOTO, que incorporan funciones de búsqueda automática. Estos sistemas facilitan la localización de objetos en el cielo, y son muy efectivos. 

 
Si quiere obtener más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro correo electrónico, por teléfono o en nuestra tienda. En la sección contacto puede encontrar los datos.